Tratamiento facial con oxí­geno

Hay un número de motivos interminables que hacen que la piel se vaya deteriorando con el tiempo, y mucho más en zonas del cuerpo, como puede ser el rostro. La realidad es que como individuos nos acostumbramos generalmente a tener malos hábitos y no tomar las medidas preventivas necesarias para que esto no ocurra. Sin embargo, el tratamiento facial con oxígeno ayuda a revertir estos efectos.

Tener una piel de calidad hace que luzcas mucho más joven y con más frescura, por lo que hay que darle lugar a este tipo de tratamientos que solo buscan que la piel luzca mucho mejor, con muy pocas contraindicaciones de por medio.

¿En qué consiste esta técnica?

El tratamiento facial con oxígeno es un procedimiento en el que se busca rejuvenecer el aspecto de la piel de una persona. Esto se hace con una buena hidratación de la piel utilizando oxígeno como principal recurso para lograrlo. Si somos un poco más específicos, además de oxígeno, se hace una exfoliación con agua salina.

Todo este proceso contribuye de gran manera a que la piel esté mejor preparada para recibir todo tipo de nutrientes que estén disponibles. Para que el tratamiento en cuestión sea aprovechado de forma más efectiva, lo ideal es que se utilicen todo tipo de productos que tengan los nutrientes necesarios, ya que la piel en este caso está preparada de la mejor manera para recibirlos.

¿Cuánto tiempo puede durar?

En cuanto al tiempo de duración que puede tener el tratamiento facial con oxígeno, puede depender del lugar en el que lo hagas un poco. Sin embargo, el tiempo que casi todas las personas utilizan es de unos 60 minutos,  y se le puede llamar también Hidroexfoliación, lo usamos en nuestro protocolo de limpieza. .

Algunos beneficios que tiene el tratamiento facial con oxígeno 

El aspecto principal que podemos destacar de este tratamiento es que hace ver nuestra piel con una increíble calidad, y sin duda alguna gracias a este los años no pasarán factura. Sin embargo, de esta ventaja principal podemos desprender otras que van relacionadas mucho más a lo específico, donde su explicación redondea lo mencionado.

Una limpieza total

Uno de los tratamientos más efectivos que hay es este, y elimina todo tipo de células muertas que haya, además de cualquier impureza que pueda tener la piel y no sea deseada. Esto se logra gracias a que el oxígeno es capaz de adentrarse dentro de la piel y hacer una limpieza profunda, y poder de esta manera preparar la piel para otros tratamientos que puedan llevarle los nutrientes que se necesitan a la piel para que esté lo más sana posible.

Ayuda a que la sangre circule de mejor manera

Cuando se hace algún tipo de exfoliación o masaje en la piel, se estimula por consiguiente la circulación de la sangre. Teniendo en cuenta que si la sangre se encuentra en un buen estado de circulación, nuestro organismo funciona de mejor manera, supone ser un gran beneficio para nuestro cuerpo. Además, cuando la circulación sanguínea es buena, hace que la piel luzca mucho mejor que cuando no es así.

Un tratamiento que no maltrata la piel

El tratamiento facial con oxígeno tiene dentro de sus fortalezas el hecho de que no maltrata la piel, y no deja casi consecuencias posteriormente a cuando se lleva a cabo el mismo. Así mismo, en cuanto al dolor que se siente, podemos decir que es prácticamente nulo, ya que se trabaja con oxígeno, el cual prepara la piel para otros tratamientos.

Piel de mejor calidad

Cuando a la piel se le aplican este tipo de tratamientos, el cuerpo elabora fibras de colágeno nuevas, al igual que con la elastina. Estas propiedades hacen que la piel sea mucho más elástica y con mayor firmeza, lo que contribuye contra la aparición de arrugas en la piel que se forman a lo largo de los años.

No te olvides de complementar tu tratamiento con productos de calidad

Aunque es cierto que llevar a cabo este tipo de tratamientos es muy efectivo por sí solo, no te olvides de tener en cuenta que el mismo prepara la piel para recibir nutrientes que pueden ser dados por otros productos, por lo que consulta cuáles pueden servirte.

Es la preparación idónea antes de realizar cualquier tratamiento facial

Nuestro ritual de limpieza inicia con un desmaquillado en forma de masaje, exfoliación para eliminar células muertas y dejar la piel suave, posteriormente pasamos el oxi jet peel, que tiene varias funciones, oxigenar, eliminar impurezas, activar la microcirculación y función bactericida y pasamos a la extracción, posteriormente aplicamos una mascarilla limpiadora calmante, luego la alta frecuencia con un gel oxigenante.

Personalizamos cada tratamiento con productos especí­ficos de alta cosmética para cada tipo de piel y terminamos nuestro ritual de limpieza con un relajante masaje de trapecios, cuello y cráneo.

Resultado: Piel saludable, limpia, luminosa y tonificada
Frecuencia: Cada dos meses
Indicado: Todo tipos de pieles especialmente con impurezas
Duración: 60 minutos

Deja una respuesta